NOTICIAS DEL JUEGO Assassin’s Creed Valhalla

La saga más querida de nuestros tiempo nos da nuevas noticias Assassin´s Creed Valhalla perteneciente a trilogía ( Odisea y Origin).

El nuevo juego de la saga recorre el mismo camino iniciado en Origins, pero presenta diferencias.

Siglo IX d.c. Son los últimos años de la llamada Alta Edad Media, un período convulso en las islas británicas. Después de las dos entregas ambientadas en el mundo clásico, la saga de los asesinos avanza casi un milenio en el tiempo. Eivor, protagonista de Assassin’s Creed Valhalla, es el líder su clan, un guerrero que vive en su Noruega natal hasta que decide emprender la aventura junto con otros miembros de su facción. Toman los barcos en busca de un nuevo hogar. Sin embargo, en Inglaterra les espera un recibimento hostil, pues los monarcas cristianos luchan por extender su influencia sobre los reinos aledaños.

Que un grupo de desconocidos desembarque con sus hachas de guerra en las manos no despierta precisamente la confianza de las personas que viven en la isla, más bien todo lo contrario. Los invasores serán recibidos con las armas en alto, por lo que tendrán que luchar en una guerra cruenta, forjar alianzas políticas y sobrevivir por el bien de su clan. Mientras tanto, Eivor se enfrenta a sus propios demonios interiores, a los secretos oscuros que se debaten para salir al exterior. Más allá de la gloria y de la muerte de sus enemigos, se yergue un objetivo mayor, aunque cumplirlo quizá supongo sacrificarlo todo. Como Kassandra, Alexios y Bayek de Siwa, la sangre de los homo sapiens divinus corre por sus venas, lo que le confiere ciertas habilidades sobrenaturales, pero no el estatus de dios.

La nueva producción de Ubisoft Montreal, al igual que Assassin’s Creed Origins y Assassin’s Creed Odyssey, transita por los senderos del rol. El juego tiene lugar en un mundo abierto de enormes proporciones. Aunque en un principio se llegó a decir que el mapa no sería tan amplio como el de la entrega protagonizada por Alexios y Kassandra, lo cierto es que poco después se dijo lo contrario.

Selección del sexo del protagonista: los dos son Eivor

En Assassin’s Creed Odyssey, el jugador tenía la opción de elegir entre dos hermanos, Kassandra y Alexios. Tanto uno como otro adoptaba la misma personalidad cuando era elegido héroe, mientras que el otro se convertía automáticamente en uno de los villanos. De este modo, era posible jugar la aventura con un personaje femenino o masculino. Dentro de la saga, la mayor parte de protagonistas han sido hombres, aunque ha habido alguna excepción. En el caso de las entregas principales, Evie Frye era una de las protagonistas controlables en Assassin’s Creed Syndicate, pero en este juego se alternaba con su hermano Jacob, que ocupaba mayor tiempo en pantalla. Odyssey dio un paso hacia adelante. Con todo, la opción que eligieron comprometía en cierto modo al canon, pues debían seleccionar a un personaje para que representara la historia oficial, por así decirlo.

Ubisoft Montreal ha optado por otro modelo que no produce fricciones con el canon. En lugar de construir dos personajes emparentados, han elegido que tanto la protagonista femenina como el masculino compartan el mismo nombre. De este modo, lo único que cambia es su aspecto físico (y se podrá alternar entre los dos aspectos en cualquier momento).

Recuperación de elementos clásicos: la hoja oculta y el sigilo social

Assassin’s Creed Origins marcó un nuevo comienzo para la saga. Con este juego, Ubisoft Montreal viró hacia el género del RPG, del que todavía se nutren las entregas más actuales. La verdad es que la fórmula tradicional se percibía ya extenuada, por lo que había que acometer cambios profundos en su arquitectura jugable. La respuesta fue un producto que convenció a la crítica, pero que sacrificó algunos elementos inamovibles hasta ese momento. En parte, esas ausencias se justificaron por razones argumentales. Si la trama que se narra es anterior a los asesinos, pues cuenta los orígenes de la órden, resulta lógico que ciertas prácticas comunes en ellos todavía no se hayan establecido. Assassin’s Creed Odyssey se sitúa cronológicamente antes incluso que esa obra, de forma que se puede sostener esa misma línea discursiva.

En la época de los vikingos la orden es una realidad. Además, Ubisoft era consciente de que algunos jugadores pensaban que la esencia de la saga se estaba diluyendo poco a poco. Si bien Assassin’s Creed Valhalla mantiene su armazón rolero, el estudio de Montreal ha recuperado dos elementos cruciales de la saga: Eivor no ha sido entrenado como miembro de la orden, pero pronto recibirá la hoja oculta. Tendrá que aprender a utilizarla rápidamente, aunque será capaz de eliminar a sus enemigos de un solo golpe si acierta con el timing. Ahora bien, de oculta tiene poco: es visible porque el código de los vikingos así lo exige. “Hacer visible la hoja oculta es una especie de extensión del honor”, arguye Darby McDevitt, director narrativo. La segunda mecánica que se recupera del pasado es el sigilo social. El personaje tendrá la habilidad de mimetizarse con el entorno y con la gente para pasar desapercibido.

Cambios en la estructura de juego: las misiones secundarias

Lo que tenía sentido para un Medjay como Bayek de Siwa o para una mercenaria de la talla de Kassandra, no encaja con el personaje de Eivor. Los vikingos desembarcan en Inglaterra con la idea de asentarse mediante la conquista, lo que es bastante incompatible con la idea de que uno de estos invasores vaya recorrer el mundo para ayudar a los ciudadanos que se encuentre a su paso. Por eso, al principio del desarrollo, el estudio determinó que debían modificar ese aspecto y canalizarlo de otra manera. Así las cosas, en lugar de ofrecer pequeñas y numerosísimas tramas secundarias, los desarrolladores han esbozado misiones principales más largas, que aporten matices a Eivor y le permitan trazar sus objetivos.

“Una de las primeras cosas que nos preguntamos al hacer Assassin’s Creed Valhalla fue: ‘¿Funciona el formato tradicion de misión principal/misiones secundarias para un vikingo que invade un país hostil’”, comenta McDevitt. “La respuesta fue rotundamente no. Las misiones secundarias tradicionales, las que encuentras en casi cualquier RPG, no tienen sentido para nuestro personaje”. Según el escritor, en el estudio pensaron que hacer que Eivor detuviera sus acciones para “ayudar a un desconocido” rompía con la coherencia interna del protagonista. “Este tipo de generosidad se aplica a un Medjay, un mercenario o un héroe genérico, pero no un vikingo”. La gente de aquella Inglaterra “habría sospechado de Eivor”. Por lo que parece, no desaparecerán completamente, pero sí se reducirán de forma drástica.

Según McDevitt, “en lugar de jugar una historia principal larga, y por ejemplo, 100 pequeñas historias adicionales, los jugadores experimentarán con muchos relatos principales”, muchos de ellos con la extensión de una película. Algunas se imbrican en la historia personal de Eivor, pero otras tienen un corte más independiente. El guionista matiza que de alguna manera, todas las misiones están conectadas con el viaje de Eivor o con los deseos del clan de encontrar un nuevo hogar.

Sistema de combate, progresión y diplomacia

Para el combate, los desarrolladores han querido reproducir el estilo salvaje y brutal de los guerreros vikingos. Sin embargo, la ficción a veces desdibuja la realidad, y en el caso de este pueblo, siempre han sido retratados como personas sin escrúpulos que viven por y para la guerra. No es que los tópicos no estén presentes en Valhalla, pero se les da una dimensión distinta gracias al sigilo y a la diplomacia. El sistema de combate hereda indiscutiblemente las mecánicas de su antecesor, con la posibilidad de ejecutar y combinar golpes débiles y fuertes. Podremos pulverizar el escudo del contrario, marcar enemigos, usar habilidades, etc. La opción de portar un escudo desapareció en Odyssey, pero se ha recuperado en Valhalla, hasta el punto de que se puede equipar un escudo en cada mano. Otra de las novedades es la incorporación de remates, que reducen la barra de vida del enemigo de forma drástica. ¡Hay hasta ejecuciones en las que vemos cómo los huesos del rival se quiebran, como si estuviéramos analizándolo con rayos X!

Uno de los problemas del título protagonizado por los hermanos Kassandra y Alexios es que la progresión por niveles frenaba el avance de la historia principal. En otras palabras, obligaba al jugador a realizar misiones secundarias para incrementar el nivel del protagonista. Si querías continuar con el argumento debías alcanzar un nivel determinado, una barrera infranqueable que no gustó a parte de la comunidad. Por eso, Ubisoft ha tomado nota y ha implementado un sistema de niveles que no interrumpa el ritmo de juego.

No todo es matar o morir, también hay puntos intermedios. En este mundo medieval, los acuerdos y las alianzas son tan importantes como las tácticas en el campo de batalla. Por medio del sistema de diálogos, se podrá llegar a acuerdos que no supongan la disyuntiva de la vida o la muerte.

Asentamientos, incursiones y rap vikingo

Los vikingos pisan tierras británicas para establecerse de forma permanente, pero antes de que ese sueño se cumpla, tendrán que combatir en guerras y derramar la sangre enemiga. Entre tanto, construir asentamientos será una necesidad. Estos lugares están pensados para el asueto de los miembros del clan, por lo que podremos entablar conversación con los aliados, pescar o realizar otro tipo de actividades, como en los campamentos de Red Dead Redemption 2. Ese espacio será mutable, pues podremos ampliarlo y mejorarlo con el tiempo. Eivor, líder del clan, proporciona los recursos y participa en incursiones, donde saqueará al máximo las riquezas que encuentre. Por su parte, durante los asaltos irrumpirá en el castillo y se verá las caras con el ejército rival.

¿Quién dijo que los vikingos no fueran poetas? Las batallas dialécticas flyting, familiarmente conocidas como el rap vikingo, formarán parte del videojuego. “Esta era una de las cosas divertidas para hacer cuando estaban sentados en bebiendo alcohol. Empezaban a beber y se insultaban con rimas los unos a los otros”, comentó Ashraf Ismail, ya exdirector creativo de Assassin’s Creed Valhalla. Traducido en mecánicas de juego, en esta competición verbal se utiliza el sistema de diálogo para que los contendientes se lancen sus pullas. El objetivo es hallar la rima adecuada y ridiculizar al rival.

Menos ganas tendrán de reírse las víctimas del hacha de Eivor, que verán sus cabezas rodar a partir del 17 de noviembre en PlayStation 4, Xbox One, PC y Google Stadia. Las versiones de PlayStation 5 y Xbox Series X estarán listas desde el lanzamiento de las consolas, previsto para finales de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
es Español
X